El legado de los Elige tu propia aventura | Fancinema
Fancinema

El legado de los Elige tu propia aventura

Por Cristian Ariel Mangini

(@cristian_mangi)

visual_novel_rewriteYa mencionamos que los Elige tu propia aventura comparten alguna similitud de videojuegos, pero existen híbridos que comparten en mayor medida el espíritu de esta saga de libros. En primera instancia, cabe mencionar que los Elige tu propia aventura dieron lugar a la existencia de los “libro-juegos” (gamebooks), que como lo menciona el título mantienen el espíritu lúdico pero le agregan indicadores que acercan la experiencia a la de los juegos de rol, permitiendo por ejemplo que el lector tenga varias “vidas” luego de una decisión mal tomada. Las “aventuras conversacionales”, los precedentes de los videojuegos RPG y las aventuras gráficas, que en parte adaptan el espíritu de los Elige tu propia aventura y los juegos de rol, permitían en un determinado escenario que escribamos acciones a realizar entre una multitud de opciones. Naturalmente, estas acciones no tenían siempre los efectos deseados. Entre las “aventuras conversacionales” y los Elige tu propia aventura se encuentran las “novelas visuales”, un formato sumamente popular en Japón que suele tener una marcada estética anime y donde el jugador suele tomar decisiones que afectan el curso de la historia. Por lo general cuentan con largos textos y diálogos descriptivos, además de cinemáticas y una cuidada banda sonora que también suele incluir voces. Su popularidad es tal que lleva a ser el disparador de la producción de series de anime basadas en la novela visual, además de contar con diversas temáticas que van desde el romance a la aventura y desde el terror al erotismo.

Pero volviendo a los Elige tu propia aventura, hubo y hay intentos de adaptarlos al cine o la televisión de diversas maneras. En primera instancia hay que mencionar la adaptación basada en El abominable hombre de las nieves (Número 8 en la edición argentina de Editorial Atlántida), que fue llevada al DVD como una película interactiva en el 2006 de la mano de Bob Doucette. A pesar de ser relativamente desconocida, entre las voces contaba con figuras de la talla de William H. Macy, Frankie Muniz o Mark Hammill y el experimento fue relativamente exitoso, permitiendo que la interacción con las opciones sea a través del control del DVD, a menudo con un límite de tiempo para tomar decisiones extremas. Incluso se adicionaba al DVD material educativo que tenía la finalidad de preparar al lector para la aventura en el territorio nepalí. Utilizando algunas de las innovaciones de Youtube, existen auténticas películas interactivas de bajo presupuesto, que no por eso no resultan atrayentes por su contenido bizarro: desde un delivery de pizza en un apocalipsis zombi, hasta viajes en el tiempo e incluso una cita con una chica en un jacuzzi, las posibilidades fueron múltiples para jóvenes directores que encontraban en esta herramienta una nueva posibilidad de hacer cine. El grupo más conocido y exitoso, Chad, Matt & Rob, se transformó, tras el abandono de uno de sus miembros en el 2011 en el colectivo Radio Silence que, por ejemplo, tiene un cortometraje en la antología V/H/S. Las posibilidades de esta herramienta interactiva se han visto favorecidas en el último tiempo por el uso de la perspectiva en 360º en los videos.

Pero más allá de los pequeños emprendimientos o los trabajos de estudios marginales, se realizaron proyectos en los últimos años que realmente llevaron el potencial de los Elige tu propia aventura a otro nivel. Si bien lo más resonante es el enigmático proyecto de Steven Soderbergh titulado Mosaic, que ya fue aprobado por HBO y sería lanzado en el 2017, contando con figuras como Sharon Stone, Garrett Hedlund o Maya Kazan entre su elenco, que el director promete que será una experiencia transgresora, ya existen algunos trabajos que han sido revolucionarios desde su formato. En el 2014 el dúo denominado The Daniels, integrado por Dan Kwan y Daniel Scheinert, realizó dos cortometrajes: el primero, Possibilia, protagonizado por Zoe Jarman y Alex Karpovsky, es un relato interactivo del deterioro de una pareja en el cual las opciones tomadas pueden salvarla; el segundo, Gleam, es una suerte de documental interactivo de la localidad de Gunterville, en Alabama. Lo interesante de Possibilia radica en el trabajo exhaustivo para sostener la lógica de múltiples opciones: varias de las escenas fueron filmadas varias veces para lograr sostener el efecto de cada opción en la labor actoral.

Lo atrayente es que este abanico de mundos y posibilidades fue abierto por la piedra fundacional de R.A. Montgomery y Edward Packard, auténticos maestros con una notable capacidad de visión del futuro utilizando un formato simple, en la década del ´70. Como se ve, aún queda mucho por decir en el campo de la narrativa hipertextual y la tecnología ha permitido que ese potencial que en un comienzo era algo lúdico se transforme en una herramienta narrativa que desafía nuestra visión lineal para contar una historia. De esta forma, recordar este continente de aventuras textuales es mucho más que un paso engolosinado de la nostalgia y responde un poco la fascinación que produce este tipo de narrativas.